REGRESOS

 

 

Me gusta llegar a Santurzi.

Desde que el ayuntamiento me dio permiso para dibujar ese mural, en una casa a la entrada del pueblo, mi regreso es más alegre.

Mari y Concha fueron las vecinas de mi amona, las que me contaban sus andanzas de juventud cuando ella falleció. Ellas fueron una fuente de inspiración para mí. Y una alegría.

Me gustaba verlas sentadas a la puerta de sus casas, conversando, riendo las ocurrencias de Sultán, el perrillo que, aun siendo de Concha, se había convertido en la familia de las dos.

Vivían solas, sus hijos habían emigrado a otros destinos, pero ellas se quedaron atadas a su tierra y a su amistad. No necesitaban a nadie, solo a ellas mismas y a sus recuerdos. Esos que les hacían sonreír cada día. Esos que les daban de nuevo la vida.

Ambas mujeres me recibían con una gran algarabía cuando llegaba en verano al pueblo. Para ellas seguía siendo la pequeña de Sagrario, aquella amiga que las dejó hacía ya años pero que seguía presente en sus charlas. Siempre las quise. Siempre me quisieron. Aquellos veranos olían a romero; a albóndigas de Mari y pescadito frito; a esa primera libertad, que te deja corretear y jugar en la calle cuando apenas eres una niña; a pan caliente del horno de la esquina y, sobre todo, a sal y brea. El olor del puerto llegaba claro y penetrante hasta mis pulmones, llenándolos de amor por aquel sitio, en el que no nací, pero amé como propio.

Por eso quise inmortalizarlas. Porque Santurzi son ellas.

La infancia nunca se olvida, vuelve con los años. Las recordaré siempre. Me gusta entrar al pueblo y verlas ahí sentadas, erguidas sobre sus espaldas, observándome como si el tiempo nunca hubiera pasado y mis canas se borraran para volverme niña de nuevo.

Luisa R. Bueno

 

Mural visto en la calle Ariznabarra 25. Vitoria.

 

 

 

 

Entradas creadas 72

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba