PROMESAS

Te prometí que saldría adelante.  Que no me dejaría intimidar, por mi frágil apariencia, para sentirme fuerte. Que nadie, por importante que fuese, podría sentirse ni mejor, ni más grande.

Te prometí que el esfuerzo siempre iría por delante, que no importaría ni mi tamaño, ni mi dulzura, para saber luchar a solas por lo que conviene.  Te prometí que la dureza del mundo no conseguiría erosionar mi hambre.  Mi hambre de lucha, mi hambre de soluciones, mi hambre de justicia, mi hambre del mismo hambre.

Te prometí desarrollar mi mente,  buscar la verdad aunque esté escondida, oculta, entre las necias voces.  Que escucharía sin juzgar, que hablaría sin ofender y que aprendería a encauzar mis emociones.

Te prometí amar la vida, regar las plantas y abrazar el aire.  Alimentar los sueños, bailar descalza sobre el césped cuando la música me embriague y cantar , cantar fuerte cuando tenga ganas de llorarte.

Te prometí muchas cosas que, en mi recuerdo, permanecen constantes. No me olvidaré de nada…ni siquiera de lo sola que me dejaste.

Luisa R. Bueno

Entradas creadas 56

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba