KITITA SIN PATITA

 

Kitita fue la última de todos los hermanos que rompió el huevo. Su mamá, doña Clo-Clo, se dio cuenta de que había nacido sin una patita y la abrazó con sus grandes alas para protegerla de todos. Pero Kitita no tardó en comprender que lo que quería era jugar con sus hermanos y no estar todo el día recibiendo atenciones que, aunque las agradecía mucho, no le dejaban crecer feliz. Ella quería ser una más entre todos.

Un día se puso a correr con sus hermanos. Como solo tenía una pata tenía que ir a saltos ayudándose con el aleteo de sus todavía pequeñas y débiles alas. Tropezó muchas veces y se cayó muchas otras. Pero nunca se dio por vencida y volvía a levantarse. Cuando su madre se asustaba ella le decía: «¿De qué te preocupas?, ¿no ves que estoy jugando?».

Los demás pollitos del corral, ajenos a todo el esfuerzo que tenía que hacer la polluela para intentar ser como ellos, canturreaban entre risas: «Kitita sin patita, Kitita sin patita», y salían corriendo a grandes zancadas.  Pero Kitita solo quería poder jugar con ellos y los seguía a una pata, aleteando con fuerza para no perder el equilibrio y caerse.

Poco a poco los pollitos se fueron haciendo grandes. Kitita había ejercitado tanto sus alas que ya no le hacía sombra nadie. Dejó de perseguirlos a todos y se volvió la más rápida. Doña Clo-Clo estaba muy orgullosa de ella. Aprendió que ser distinto no es malo si sabes aprovechar las cualidades que tienes.

Con el tiempo Kitita pasó a ser la más importante del corral. Daba grandes y altos vuelos para vigilar que no hubiera ningún lobo cerca y enseñó a los nuevos polluelos que con tesón y trabajo puedes mirar las nubes de más cerca. «Nadie puede volar si no se atreve a intentarlo», les decía con cariño.

Así fue como las gallinas aprendieron a volar. Ninguna lo hace tan alto como Kitita, pero solo porque no necesitan hacerlo.

Nadie es mejor que otro. Nunca se sabe lo que uno es capaz de hacer si no se atreve a intentarlo.

Si veis alguna gallina volar muy alto gritarle: «¡Corre Kitita!, ¡vuela alto!».

Luisa R. Bueno

Entradas creadas 70

Un pensamiento en “KITITA SIN PATITA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba