¡DULCE, DULCE ZORRO!

En ocasiones, la vida te recompensa de la crudeza del mundo con momentos inolvidables.

La primera vez que lo vi, su madre lo había arrojado de la madriguera. Acababa de nacer y parecía que estaba muerto.

Yo observaba con mis prismáticos la evolución de aquel parto. Eran muy pocos los ejemplares que quedaban en el parque y controlábamos todos los nacimientos de aquel tipo de zorro.

Cuando lo vi inmóvil, posiblemente muerto, me acerqué a comprobarlo. El zorrito se había fracturado las clavículas en el parto, pero estaba vivo. No me extrañó que lo rechazara su madre, ya había visto antes eso.

Estuve curándolo en el observatorio durante tres meses y no pude evitar enamorarme de aquel pequeño que me recibía como si fuera su madre. Su pequeña nariz apenas destacaba entre sus grandes ojos. Su mirada dulce, limpia y asustada me decía que le curase. Aquel pequeño quería conocer la vida.

Fueron tres meses duros, la dedicación que necesitaba era muy grande, pero rocé con los dedos la felicidad más absoluta.

Lo duro fue devolverlo a su vida. Era un cachorro sano y se valdría por sí mismo. Yo no tenía ningún derecho a privarlo de la libertad que gozaba su especie, ni a condenarlo a una vida escondido entre cuatro paredes. Su derecho era irse y mi obligación dejarlo. Sin embargo, iba a sentirme absolutamente huérfana de aquel cariño que él me daba.

Fueron varios intentos, pero en todos ellos volvía detrás de mis pasos. Quería liberarlo, pero me sentía dichosa cuando él me elegía y saltaba a mis brazos.

Un día decidió volver con los suyos, se ve que ya estaba preparado. No pude evitar alegrarme por él, aunque yo llorase por dentro. Se reunió, sin problema, con los demás zorros. Se identificó con aquel monte y creció hasta convertirse en un adulto espléndidamente hermoso. Era ágil, feliz y listo.

Ahora  veo tras los prismáticos cómo cuida de sus hijos y pienso: «¿Me habrá olvidado?».

Luisa Ruiz Bueno

Entradas creadas 39

4 pensamientos en “¡DULCE, DULCE ZORRO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba