CRÓNICA DE UNA PANDEMIA 1

 

VULNERABLES

 

Llevaba varias horas intentando contactar con él. Estaba preocupada porque sabía que estaba aislado, solo, en su casa, en una ciudad lejos de cualquier familiar. Tenía Coronavirus y nadie contestaba a sus llamadas, todo el sistema sanitario estaba colapsado.

Conseguí que me cogiera el teléfono sobre las nueve de la noche. Su voz sonaba débil y, a través del teléfono, podían oírse claramente los pitos burbujeantes de sus pulmones.

ꟷNo te he contestado antes porque la tos me está ahogando. Me fatigo si hablo, no tengo aire.

Mi estómago se anudó alrededor de mi corazón, sentí un miedo espantoso. Aquella frase era la más dolorosa que nunca me habían dicho. Ni siquiera, cuando me dijeron que era ciego, sentí un dolor semejante. Mi hijo estaba solo, aislado, y se estaba asfixiando.

En otros tiempos habría muerto. Hoy tenemos a san Google y ahí me metí de cabeza. Conseguí dar con un centro de salud abierto y fueron a su casa.

Mi hijo sigue solo, pero ya respira. Me pregunto cuanta gente que está sola tendrá la misma suerte.

Esta situación me hizo darme cuenta de lo egoístas que somos. Nos quejamos porque los niños se ponen pesados en casa, nos quejamos del aburrimiento que esta situación nos produce. Nos quejamos de cualquier cosa que incomode nuestra vida muelle.

Yo hoy me acuerdo de los más vulnerables, de esos que no se acuerda nadie. De aquellos con problemas físicos, de aquellos mayores que necesitan cariño y ahora no puede dárselo nadie, de aquellas mujeres maltratadas que están encerradas con sus maltratadores, de aquellas personas con problemas psíquicos y no entienden, de aquellos que no tienen casa en la que aislarse. Me acuerdo, en resumen, de los que, ahora, son aún más vulnerables.

Espero, deseo, que cuando todo pase, les recompensemos con todo lo que ahora no podemos darles.

Luisa Ruiz Bueno

 

Entradas creadas 58

2 pensamientos en “CRÓNICA DE UNA PANDEMIA 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba